12 mar. 2009

Tu Huella Ecológica

Una idea muy extendida entre las personas es que la naturaleza y los seres humanos son dos cosas distintas. Nombramos la Naturaleza (con mayúsculas) como algo ajeno que tenemos que cuidar para mantener su equilibrio, belleza y armonía.
Viajando a través del proyecto de Yann Arthur Bertrand "La Tierra vista desde el Cielo" podemos extarsiarnos con la belleza del mundo en el que vivimos.

Ignoramos que la naturaleza nunca está en equilibrio sino en un continuo cambio debido a su interacción con los seres vivos. Sólamente tendríamos que preguntarnos si nosotros somos seres vivos para comprender que somos inseparables y, por tanto, formamos parte de su complejidad.

La naturaleza no se limita al mundo de los, océanos y bosques sino también al lugar donde vivimos, trabajamos, disfrutamos y nos relacionamos, incluidos el aire que respiramos y los recursos disponibles para nuestra comunidad así como las enfermedades o daños causados por nuestra causa.

Hoy os traigo una interesante iniciativa para tomar con_ciencia de esta realidad. La propone el movimiento “Justicia Medioambiental y Cambio Climático” (EJCC) que considera que vivir en un medioambiente limpio debería considerarse un derecho humano. Con su proyecto “La Huella Ecológica” ha diseñado una poderosa herramienta para ayudar a los jóvenes y, no tan jóvenes diría yo, el concepto de “sostenibilidad” mediante un cuestionario interactivo para que cada persona pueda conocer el impacto ambiental que su modelo de vida ejerce sobre el planeta. Con esta herramienta podéis calcular el área de terreno y océano necesarios para sostener tu consumo de alimentos, bienes, servicios, alojamiento y energía y asimilar tus residuos, expresado en "hectáreas globales" (gha).